Maduras

Hablar de la sexualidad con los adolescentes ¿un tema tabú?

El embarazo adolescente afecta la salud física y emocional de las niñas y jóvenes. Son niñas obligadas a dejar de ser niñas. El abandono escolar, el castigo de los padres y de la comunidad, la falta de recursos para atender en buenas condiciones al nuevo integrante de la familia y otros que significan en síntesis la marginación y el rompimiento de un proyecto de vida con mayor calidad y posibilidades, constituyen la razón principal que mueve la labor de Damaris y otros jóvenes de su localidad y de todo el país. Esta realidad que forma parte de un patrón cultural, de una cosmovisión, no sólo describe la actitud de los mayores hacia este asunto, sino que también los jóvenes no hablan abiertamente de temas sexuales. El trabajo de Damaris intenta poco a poco y con respeto, transmitir que se debe conocer y hablar de sexualidad, del uso de preservativos y de relaciones sexuales responsables, para de esa forma aprender a cuidarse y cuidar, reduciendo la cantidad de embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual. Damaris pertenece a la etnia Quiché y es una joven que valora mucho su herencia cultural, la cosmovisión de su pueblo.

Sitios para conocer 338997

El sexo en la sociedad como un tabú

Cuando las palabras adolescencia y sexo van juntas, la mayoría de adultos únicamente piensa en riesgos como embarazos no deseados o enfermedades de transmisión venéreo. Se trata de un pensamiento instaurado en la sociedad actual, a veces marcado por unas ideas sobre la sexualidad que no son reales y que llevan a confundir conceptos. Por ejemplo, la mayoría de gente relaciona la sexualidad directamente con el amor, cuando no tiene por qué anatomía así. El problema principal es que los adultos no acaban de aceptar el enfoque de los jóvenes respecto su sexualidad. Con la llegada de la pubertad, la sexualidad crece en el individuo, y los cambios físicos se suman a un interés creciente por el sexo y a las relaciones que se estrechan fuera del vínculo familiar. Todo ello forma la nueva identidad del joven.

El sexo en la sociedad como una obligación

Por qué deberíamos cambiar el concepto de perder la virginidad Final de Recomendamos Desde Demi Moore y Ashton Kutcher, hasta George y Amal Clooney, las relaciones de alto perfil con divergencia de edad siempre han dado abundante de qué hablar. Fuente de la imagen, Getty Images Pie de foto, Empieza bien pero A pesar de esos factores que nos empujan hacia parejas de la misma edad, las circunstancias socioeconómicas a veces pueden neutralizar los impulsos evolutivos. En , la diferencia de edad promedio entre las parejas era aproximadamente el doble de la diferencia en Fuente de la imagen, Getty Images En el siglo XIX y principios del XX, la mayoría de las mujeres estaban excluidas de la fuerza laboral asentado, por lo que tenía sentido que priorizaran casarse con alguien que hubiera alcanzado la seguridad financiera. Fuente de la imagen, Getty Images Pie de foto, La relación entre Emmanuel y Brigitte Macron, casados desde , ha sido escrutada en los medios. Algunos argumentan que una diferencia de época significativa, combinada con el poder social y económico que ejercen los hombres en una sociedad dominada por hombres, puede dejar a las mujeres jóvenes en una posición vulnerable. Fuente de la imagen, Getty Images Un análisis realizado poco después de que MeToo tomara fuerza muestra que muchos creen que hay un aspecto de aprovechamiento en las relaciones con diferencias de edad. Los investigadores encontraron que los jóvenes eran particularmente reacios a las relaciones en las que la galán masculina era mayor, y postularon que esto se debía a que asumían que la relación se basaba en el intercambio, por ejemplo, que las personas intercambiaban sexo por un acordado estilo de vida.

Apúntate a la Newsletter Faros

Prohibiciones, todas ellas, que pueden fomentar la ya extendida desigualdad de trato entre hombres y mujeres. Taboos are prohibitions enforced in most cases by supernatural sanctions. Introducción La historia de los estudios antropológicos sobre religión corre paralela a la propia historia de la disciplina. De tal manera que, la presencia de los sistemas religiosos se expresa a través de una serie de normas, preceptos y prohibiciones que tienen que ver con la estrategia familiar, las reglas de matrimonio, la economía, los rituales, las diferentes concepciones sobre la salud o sobre la enfermedad, las prohibiciones alimenticias, las amistades de género, etc. En otro orden de cosas, la antropología, aunque todavía otras ciencias sociales, ha tenido durante bastante tiempo una visión androcéntrica del mundo. Ello le ha impedido consentir a la forma de vida de las mujeres en las diferentes culturas, qué papel desempeñaban, qué hacían o como se organizaban Cruz Aunque se hicieron estudios que trataban de admirar la forma en que las diferentes culturas expresaban las diferencias entre hombres y mujeres, solo se estudiaban los papeles sexuales, supuestamente debidos a una originaria división del trabajo basada en la diferencia biológica, y no en las diferencias culturales Cruz Así las cosas, las antropólogas se empiezan a plantear la posibilidad de acabar con esa visión androcéntrica, investigando y describiendo qué es lo que realmente hacen las mujeres, frente a lo que se dice que hacen.

Comment

Leave a Reply