Maduras

Érase una vez

Fuente de la imagen, Getty Pie de foto, Para que a uno se le escape una tortuga Ocurrentes, mordaces, traviesas, graciosas En el lenguaje cotidiano de los latinoamericanos y los españoles abundan las frases creativas que reflejan las peculiaridades de nuestra idiosincrasia. Algunas son pícaras o tienen doble sentido. Otras requieren cierto conocimiento de la historia, la cultura y hasta la flora y fauna locales para entenderlas. Unas cuantas surgen del deporte y del arte culinario. Y no pocas remiten a personajes famosos.

Lengua muchacha traviesa busco 201855

Visor de obras.

Río de la Plata. ARONA, p. Cabo de cigarro puro: no el habano entero, como dice el Diccionario. Del mex.

Pontn

Época tan bueno que veréis lo que le pasó [José María Guelbenzu ed. Es una fórmula fosilizada. La tercera persona del imperfecto de indicativo se combina con el pronombre se y a continuación se le añade la expresión una vez. Si ha podido sobrevivir es porque se ha ausente repitiendo inalterada de generación en concepción gracias a su función tan singular en una posición tan señalada como es el inicio de los relatos que se les cuentan a los niños. Cualquiera que ha tratado con niños pequeños sabe que no les gusta que les toquen ni una coma de sus historias favoritas. Encontramos en esta vieja fórmula un valor existencial del verbo ser que actualidad resulta poco frecuente.

Comment

Leave a Reply