Maduras

Los derechos de una sumisa

No eres una esclava, ni deberías sentirte mal por ser así. Por eso hoy vamos a darte los derechos que tienes como sumisa: Derecho al respeto. Tienes derecho a demandar un respeto que, como persona, te mereces. Que seas sumisa no quiere decir que seas inferior a otras personas. Derecho a respetarte a ti misma.

Buscan sumisa 23166

Navegación de entradas

La asertividad es una habilidad que no nos viene dada de serie, empero por suerte, como toda habilidad, puede practicarse y aprenderse. La asertividad es la habilidad o capacidad que tiene una persona para expresar, decir o mostrar lo que siente, cree o necesita de forma respetuosa, clara y sincera, y siempre sin molestar, atacar o hacer daño a nadie. Porque la asertividad nos coloca en el punto medio entre ser demasiado abúlico o ser demasiado agresivo. Así que cuida mucho tu comunicación y prostitución de ser siempre asertivo. Propicia un buen ambiente de comunicación: Es importante que los niños y niñas sepan que en casa o en el aula puedes expresar libremente lo que sienten y lo que les pasa, y también que pueden contar cualquier conflictos o problemas que tengan en su día. Para ello es importante tratar de crear un clima de confianza y practicar la escucha activa y atenta.

Let's test speed to your device

Concretar la función de la mujer en el matrimonio puede ser algo bastante complicado. La segunda razón por la que el papel de la madama es complicado es porque algunas mujeres simplemente no quieren escuchar ni actuar lo que Dios ha ordenado. Estas mujeres piensan que su proceder es mejor que el designio de Deidad. Por lo tanto, considera lo que Dios dice sobre tu función como esposa. Reconoce tu llamado. Si has de ser el apoyo de tu esposo, como lo diseñó Dios, frontal tienes que entender Su llamamiento glorioso para tu vida. La palabra ayuda significa una persona que presta apoyo a otra.

Comment

Leave a Reply