Infiel

Visor de obras.

La informante de los refranes que inserto a continuación es Canuta Rodríguez Lobato, mi madre; a ella la dedico, con mucho cariño, este artículo, por cumplir ochenta y cinco años y por las muchísimas muestras de sabiduría popular con valor positivo que me ha enseñado, como: Es de bien nacidos, el ser agradecidos; Bocado comido no gana amigo; El trabajo nunca dejes, aunque no ganes lo que mereces; Dios acude siempre a la mayor necesidad; etc A donde el corazón se inclina, el pie camina: Indica que buscamos los lugares en los que hallamos felicidad. A invierno lluvioso, verano abundoso: Porque la abundancia de lluvias en invierno origina abundantes frutos.

Mujer no mal parecido 195497

Reader Interactions

Ay, la pareja. Si hay un lugar donde nos sentimos dichosos e infelices a partes iguales, ese suele anatomía el de la pareja, fuente de felicidad y fuente de sufrimientos. Porque si algo tiene la pareja es que es un espejo en el que nos miramos todos los días y que nos devuelve lo mejor y lo peor nuestro. Uno de los grandes déficits que solemos adeudar a la hora de estar en pareja es el de no arrepentirse su apoyo. El otro día me lo comentaba una clienta de coaching quien me decía que sentía que ella tenía que tirar para adelante con todo lo de la apartamento, con su trabajo y con los buenos hijos. Sentía que no podía apoyarse en su pareja y que la responsabilidad de todo caía en ella, lo que en este edad le abrumaba e incluso le llevaba a plantearse salir de esta relación. Trabajar desde lo que nos sucede a nosotras, punto de partida En ese caso, le propuse trabajar con aquello que le estaba sucediendo a ella. Si te das cuenta, el no sentir el apoyo del otro u otra es algo que es tuyo.

Vulnerables

Abecé de foto, La doctora Zulma Méndez atiende a Mercedes. Mercedes es el vivo ejemplo de esta estadística. Abuso Acostumbrada a trabajar desde los 14 años, sin educación escolar y baja de abuso sexual por parte de familiares, la joven decidió trasladarse del interior a San Salvador para agenciárselas una nueva vida. Fue entonces cuando conoció a José. El hombre, que nunca le dijo su edad tampoco que estaba con otras mujeres, la maltrató desde el principio. Cuando me acompañé con él, el primer fecha me hizo dormir en un zacatal campo de malas hierbas y me llevó a un lado que no conocía. Quería irme a mi apartamento pero no conocía la ruta de vuelta y él no me la decía, cuenta.

Comment

Leave a Reply