Infiel

Engañé a mi marido durante dos años y nunca me sentí culpable

Ellas son infieles, pero tienen sus razones Las maduras solo quieren a los jóvenes para un rato. En concreto, de unos 34 años. Así lo ha determinado una encuesta realizada por el sitio web de citas extramatrimoniales Gleeden.

Donde hay mas 873737

Diversión y poco más

Recogemos los testimonios de algunas de ellas y vemos si es producente o no Estar con un tipo arriscado no es muy divertido. El guión daría para mucho, pero hoy vamos a centrarnos en ellas, las otras. Aquellas chicas que terminan teniendo una relación secreta o pseudoromance con un tipo comprometido. Recogemos dos historias contadas en primera persona, recogidas por ' Cosmopolitan '. Ve con cuidado.

Explicaciones

Frontal, porque los cuerpos son diferentes y eso condiciona. Con tu pareja sabes dónde tocar y besar para que funcione y aquí tienes que girar a empezar, aunque luego enseguida te acoplas. Al amante llegas guapa y estupenda. Yo volví a comprarme lencería sexy, algo que llevaba años sin hacer. Se trata solo de pasarlo bien. Y eso se transmite en la cama. No hay rencores porque no hay discusiones. Engañé a mi marido durante dos años y jamás tuve sentimiento de culpa. Muchas mujeres viven su infidelidad con angustia, empero si lo haces lo mejor es disfrutarlo.

Relaciones superpuestas

Esta vez han sido científicos de la Universidad de Chicago los que han enfocado sus conocimientos hacia el siempre controvertido campo de la infidelidad. Al menos en el país de Obama. Al parecer en el caso de los hombres se retrasa diez abriles y no es hasta los 50 cuando llegan a su punto álgido las ganas de tener 'aventuras'. Todavía se ha constatado que hay un notable grupo de hombres que se siente atraído por este grupo especialidad de mujeres, maduras, seguras y con experiencia. David Benoliel, vicepresidente de la web especializada en infieles, ashleymadison. Los motivos para ser infiel Los expertos señalan varios motivos principales que llevan tanto a mujeres como a hombres a tener un 'desliz': - Cambios hormonales - Aburrimiento y monotonía en las relaciones sexuales - Sentir falta de apoyo de parte de la pareja - No sentirse querido por la pareja, buscar cariño - Máximo confianza en uno mismo - Apremio de buscar salir de la hábito Ruptura matrimonial La condición social o el estado civil no condicionan estos deseos de infidelidad, ni siquiera la maternidad.

Comment

Leave a Reply